REFLEXOLOGÍA

PODAL

¿Qué es la reflexología PODAL?

Es una técnica que consiste en aplicar una suave presión a las zonas reflejas de los pies para promover un estado de relajación profunda y estimular los procesos de curación del propio cuerpo. Es una terapia natural que facilita la obtención de energía vital a la vez que deja la mente más tranquila. 

Los órganos, nervios, glándulas y demás partes del cuerpo están conectados a puntos reflejos de los pies. Al trabajar esos puntos con técnicas de compresión y masaje, podemos provocar una respuesta directa en una zona del cuerpo relacionada con esos puntos o zonas reflejas. Por ejemplo, si trabajamos en el reflejo de la cabeza (que se encuentra en el dedo pulgar del pie) podemos activar los procesos de curación del propio cuerpo para aliviar el dolor de cabeza. 

ORÍGENES DE LA REFLEXOLOGÍA PODAL

El norteamericano William Fitzgerald, está considerado el fundador de la terapia zonal, la cual es la base de la reflexología moderna. Durante su investigación sobre el alivio del dolor, estableció que la presión aplicada a una parte del cuerpo podía tener un efecto anestésico en otra distinta del lugar de aplicación. El doctor demostró este efecto realizando cirugías menores utilizando únicamente terapia zonal sin anestesia.

Fitzgerald dividió el cuerpo en diez secciones longitudinales y después hizo un mapa de estas zonas. Al realizar presión en ellas, se produce una señal que circula por el sistema nervioso hasta llegar al cerebro, y a su vez estimula los órganos internos para regular y mejorar su funcionamiento.

 INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA

  • 200 pacientes que presentaban dolores de cabeza (migrañas o cefáleas de origen tensional-nervioso) fueron tratados por reflexólogos durante 3 meses. Resultado: el 16% informó de que ya no tenía esos dolores; el 66% dijo que la reflexología le había ayudado y el 18% no notó cambios. [Consejos del Comité Nacional de Salud, Dinamarca, 1995.]

  • 50 mujeres (con edades entre 20 y 51 años) que padecían dismenorrea, histeromiomas, inflamación pélvica, quistes, endometriosis, trastornos de la menstruación, infertilidad y "quistes de chocolate" fueron tratadas con reflexoterapia durante periodos que oscilaron entre 10 sesiones y 2 años. Resultado: el 84% observó que los síntomas habían desaparecido por completo y el 16% que los síntomas habían desaparecido casi por completo. [Informe de la Conferencia Internacional de Reflexología de Pekín, China, 1996.]

  • En un estudio científico realizado en 2011, se comprobó que la reflexología podal reduce la fatiga e induce el sueño. Por este motivo, es una muy buena herramienta para combatir el insomnio y el estrés, tanto agudo como crónico, ya que relaja el sistema nervioso periférico y ayuda al cuerpo a alcanzar su equilibrio homeostático. 

SOBRE TODO, ¿EN QUÉ CASOS SE RECOMIENDA

UN TRATAMIENTO DE REFLEXOLOGÍA PODAL?

Estrés · Insomnio · Fatiga · Ansiedad · Problemas digestivos

-  Otros Servicios - 
Suscríbete a "Mi pequeño oasis" la newsletter con alma
ACOMPÁÑAME EN:
MÁS INFO:
  • Negro Facebook Icono
  • Black YouTube Icon
  • Black Instagram Icon