Cómo aliviar el dolor de mandíbula de manera natural

Actualizado: feb 1


Debido a un tema económico o a que nos cuesta sacar tiempo para cuidarnos, no siempre podemos acudir a un profesional que nos ayude a reducir las tensiones que se acumulan en nuestro cuerpo. Es por este motivo que quiero dejaros algunos truquitos que podéis hacer en casa, muy fáciles y efectivos. ¡Espero que os ayude a reducir la tensión mandibular y a que apretéis menos la mandíbula!



PRIMERO, ¿POR QUÉ APRETAMOS LA MANDÍBULA?


La principal causa que nos hace apretar la mandíbula es el estrés. Cuando masticamos liberamos determinadas hormonas antiestrés que estimulan el neocortex, una región del cerebro que se encarga de los pensamientos, la creatividad, la comunicación y la toma de decisiones. Debido a que la masticación actúa como un mecanismo fisiológico modulador del estrés (véase este estudio) es por lo que, normalmente de forma inconsciente, apretamos la mandíbula. En otras palabras, cuando nuestro cuerpo nota que los niveles de hormonas como el cortisol y la adrenalina están muy elevados, hace lo que sea para reducirlos y recurre a mecanismos como la masticación.


Por tanto, apretar la mandíbula nos relaja por un lado, pero por otro genera tensión en los principales músculos de la masticación: el masatero, temporal y pterigoideo. Además, la fuerza de esta musculatura genera a su vez presión en la ATM (Articulación Temporomandibular) y en la región cervical, tensionando musculatura vecina como los músculos suboccipitales, el ECOM (Esternocleidomastoideo), los escalenos, etc.



¿QUÉ EFECTOS TIENE APRETAR LA MANDÍBULA?


  • Molestias de cuello y parte superior de la espalda

  • Tensión de la musculatura craneal y facial

  • Incomodidad al masticar

  • Sensibilidad dental (cuando los dientes están muy desgastados debido al rechinamiento nocturno)

  • Cefaleas de origen tensional

  • Oídos taponados



AHORA SÍ: CONSEJOS PARA REDUCIR LA TENSIÓN MANDIBULAR


Medita. Solemos llevar un ritmo de vida tan acelerado que ni nos damos cuenta del efecto que tiene en nuestro cuerpo tener pensamientos repetitivos agobiantes de forma constante. Eso nos genera estrés y, como ya hemos visto, nos lleva a apretar la mandíbula. La meditación es una de las herramientas más efectivas en la reducción del estrés. Después de realizar muchos estudios científicos, Elizabeth Blackburn, una bioquímica australiana que recibió un Premio Nobel, habla en este vídeo sobre los beneficios que tiene sobre la salud meditar 10 minutos al día. Ahora, la gran pregunta es: ¿cómo medito si no tengo ni idea? Para eso te voy a recomendar las siguientes aplicaciones de móvil: Petit Bambou e Insight Timer (en español) y Headspace (en inglés). Te van a ayudar a centrarte en el presente, a alejar esos pensamientos repetitivos y a reducir el estrés, la ansiedad y el insomnio.



Respira. Sí, ya sé que respiras porque sino no estarías leyendo esto pero, cuando digo que respires, me refiero a que lo hagas de manera consciente, escuchando tu cuerpo y llevándolo a la relajación. Hay tres tipos de respiraciones:

- respiración alta o clavicular (la respiración de la ansiedad o del estresado)

- respiración media o costal (la respiración más común)

- respiración baja o diafragmática (la respiración de los bebés y de la relajación)


En mi trabajo me gusta utilizar la respiración para relajar ciertos músculos. Cuando le pido a una persona que coja aire, le suele resultar complicado hinchar el abdomen, ya que respira mayormente utilizando la respiración alta o media. El diafragma es el principal músculo de la inspiración y es muy sensible al estrés. Por eso, es importante realizar ejercicios de respiración que nos ayuden a relajar ese músculo tan importante a la vez que relajamos el resto del cuerpo.


Yo te propongo el siguiente ejercicio de respiración, que destaca tanto por su eficacia como por su facilidad:

1. Coloca tus manos sobre el abdomen

2. Coge aire e hincha el abdomen lentamente hasta que no te entre más aire

3. Cuando sueltes al aire, hazlo muy despacito, por lo boca, como si fuese tan fino como un hilo hasta que sientas que no puedes soltar más.

4. Repite estos pasos tantas veces como necesites (recomiendo hacerlo mínimo 10 veces)


Este ejercicio de respiración se hace en 2 minutos pero relaja una barbaridad. Lo recomiendo en época de exámenes, cuando se tenga ansiedad o estrés emocional y para conciliar el sueño.



Truco sublingüal. Durante el día, cuando no estés hablando con nadie, coloca la punta de la lengua detrás de los dientes inferiores. Es una manera sencilla de evitar que aprietes tanto la mandíbula.



Haz ejercicio. Cuando hacemos ejercicio liberamos hormonas que nos relajan y nos producen felicidad, como la serotonina. Si no te gusta hacer deporte, haz cosas tan simples como andar en vez de coger el coche o el transporte público, o subir las escaleras en vez de coger el ascensor.



CONSEJOS PARA ALIVIAR LA TENSIÓN MANDIBULAR


Automasaje. Una de las mejores formas para aliviar las molestias que produce apretar la mandíbula es el masaje. Puedes realizarlo con Doloderm de Naturis Herbal, con aceite esencial de Lavanda de Pranarom o, en caso de que tengas dolor de cabeza tensional, con Bálsamo del Tigre Blanco.


El masaje lo puedes realizar con los pulgares, empezando en la zona de la mandíbula más próxima al pabellón auditivo y realizando una presión descendente (hacia el maxilar inferior). Haz varios pases durante 3-5 minutos. En la zona de las sienes puedes realizar presión en ambas o movimientos circulares.



Inhibición suboccipital. Coloca el inhibidor en el suelo y apoya en él la parte inferior de la cabeza (donde se suele acumular la tensión). Si es necesario, sujétalo con tus manos para que no se resbale. Aguanta así durante 3-5 minutos. Te va a aliviar toda esa congestión muscular que se crea en la zona suboccipital (parte inferior del cráneo).



¡Y esto es todo! Espero que estos consejos te ayuden a reducir la tensión mandibular en casa. Si necesitas aliviar la tensión mandibular de manera profesional, puedes ponerte en contacto conmigo y pedir tu cita. Estaré encantada de poder ayudarte.


¡Un abrazo enorme y feliz día!



518 vistas
Suscríbete a "Mi pequeño oasis" la newsletter con alma
ACOMPÁÑAME EN:
MÁS INFO:
  • Negro Facebook Icono
  • Black YouTube Icon
  • Black Instagram Icon