Cómo aliviar el dolor de mandíbula de manera natural

Actualizado: 1 de feb de 2020


Debido a un tema económico o a que nos cuesta sacar tiempo para cuidarnos, no siempre podemos acudir a un profesional que nos ayude a reducir las tensiones que se acumulan en nuestro cuerpo. Es por este motivo que quiero dejaros algunos truquitos que podéis hacer en casa, muy fáciles y efectivos. ¡Espero que os ayude a reducir la tensión mandibular y a que apretéis menos la mandíbula!



PRIMERO, ¿POR QUÉ APRETAMOS LA MANDÍBULA?


La principal causa que nos hace apretar la mandíbula es el estrés. Cuando masticamos liberamos determinadas hormonas antiestrés que estimulan el neocortex, una región del cerebro que se encarga de los pensamientos, la creatividad, la comunicación y la toma de decisiones. Debido a que la masticación actúa como un mecanismo fisiológico modulador del estrés (véase este estudio) es por lo que, normalmente de forma inconsciente, apretamos la mandíbula. En otras palabras, cuando nuestro cuerpo nota que los niveles de hormonas como el cortisol y la adrenalina están muy elevados, hace lo que sea para reducirlos y recurre a mecanismos como la masticación.


Por tanto, apretar la mandíbula nos relaja por un lado, pero por otro genera tensión en los principales músculos de la masticación: el masatero, temporal y pterigoideo. Además, la fuerza de esta musculatura genera a su vez presión en la ATM (Articulación Temporomandibular) y en la región cervical, tensionando musculatura vecina como los músculos suboccipitales, el ECOM (Esternocleidomastoideo), los escalenos, etc.



¿QUÉ EFECTOS TIENE APRETAR LA MANDÍBULA?