Investigación sobre el agua embotellada y del grifo en España

Actualizado: 1 de feb de 2020


"Somos, aproximadamente, un 70% agua"

Seguramente ya hayas oído dicha afirmación en innumerables ocasiones y, aun así, lo cierto es que todavía no llegamos a ser conscientes de lo esencial que es para nosotros, para la vida. Todas las células de nuestro cuerpo necesitan la molécula de agua (H2O) para poder realizar procesos vitales en el organismo tales como: regulación de la temperatura corporal, transporte de nutrientes a las células, amortiguación de las articulaciones, cerebro y médula espinal, eliminación de toxinas, etc. Por tanto, nadie puede discutir sobre si el agua es buena o no para el organismo. Lo que sí ha salido a debate es ¿qué es mejor, el agua del grifo o el agua embotellada?

Tras leer informes del Ministerio de Sanidad de España, artículos de la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios), de la OMS (Organización Mundial de la Salud) y de organizaciones como We Are Water Foundation, además de información recogida en estudios científicos publicados en PubMed o en Orb Media, he llegado a mi propia conclusión sobre el agua del grifo y el agua embotellada que consumimos los españoles a diario. Para poder explicarlo bien, os voy a exponer los pros y contras de cada uno, para que así podáis sacar vuestras propias conclusiones.



AGUA DEL GRIFO


Este tipo de agua depende mucho de la calidad de las tuberías del edificio, del abastecimiento y de cómo se trate a la hora de hacerla potable. Además, hay que tener muy en cuenta la dureza del agua, ya que en algunas regiones de España el contenido en sales de Cal y Magnesio es muy elevado, lo cual hace que su sabor sea muy desagradable y, por tanto, la gente de esa zona tenga que recurrir al agua embotellada.


"El agua del grifo es de buena calidad en casi todos los municipios. D